39656542_l

Come alimentos reales, en pocas cantidades, en su mayoría plantas

A lo largo de nuestra historia hemos tenido muchos cambios, uno de los cambios mas importantes y que ha tenido influencia en la salud ha sido el cambio alimentario.

Siglos atrás el hombre se alimentaba directamente de lo que la naturaleza le ofrecía, generalmente la alimentación se basaba en plantas, frutas, tubérculos, semillas, carne no procesada. Los hombres eran cazadores, tenían que ir a cazar y a buscar n alimento, esto requería de actividad física, para comer debían ser suficientemente activos, en caso contrario el hombre no se alimentaba. También pasaban períodos de ayuno prolongados y el organismo es tan sabio que creo un “gen ahorrador”, es decir, el hombre primitivo tenía la capacidad de ahorrar energía en forma de glucógeno a nivel muscular, o bien en forma de grasa en el tejido adiposo, con la finalidad de poder sobrevivir ésos períodos de ayuno.

Pasamos así mucho tiempo, pero poco a poco de ser nómadas pasamos a ser sedentarios. La agricultura, la pesca y la ganadería pueden marcar la separación no siempre clara entre gente sedentaria y el nomadismo. La comida comenzó a estar más disponible. Sin embargo lo que tuvo más trascendencia en la disponibilidad del alimento fue la Revolución Industrial.

Gracias a la Revolución Industrial los alimentos comenzaron a ser disponibles en grandes cantidades y las muertes como consecuencia de las hambrunas disminuyeron. La maquinaria para la agricultura, así como la ganadería mejoraron notablemente. Las fábricas comenzaron a producir alimentos, entre otras cosas, y como la comida comenzó a estar disponible en grandes cantidades ya el hombre no se vio en la necesidad de ir a cazar su alimento.

En la actualidad, son las industrias las que se encargan de procesar y de producir en grandes cantidades los alimentos. En las últimas décadas la industria alimentaria ha incrementado notablemente. Sin embargo el tipo de alimento no es el mismo. Hoy en día los alimentos son procesados y menos naturales. Hoy en día en los auto mercados conseguimos todo tipo de alimento, tanto comida real (como frutas y vegetales de todas partes del mundo y sin importar la época del año, de hecho con la manipulación genética podemos encontrar incluso frutas como una patilla azul), como comido totalmente procesada, que no es comida, como margarinas sin grasas trans añadidas, queso crema sin grasa, yogurts con colorantes, caramelos, galletas procesadas.

La consecuencia de esto que nuestro patrón de alimentación ha cambiado de forma dramática. Como sociedad el hombre se está alimentando cada vez menos de comida natural, come muy pocas frutas y verduras y ha aumentado el consumo de productos procesados, que tienen muy pocos nutrientes.

En las últimos 20 años, y como consecuencia de la alta disponibilidad de la comida, se ha observado como las porciones de los alimentos ha incrementado, una hamburguesa hace 20 años tenía 300 calorías, hoy en día tiene el doble, 600 calorías, es decir estamos comiendo mucho más.

Por otro lado, y como mencioné anteriormente el hombre pasó de ser nómada, cazador, a ser sedentario. Cada día se realiza menos actividad física. Si antes subíamos las escaleras, hoy en día usamos ascensor o escaleras eléctricas, si antes nos trasladábamos a pie hoy en día usamos carro. El trabajo de oficina hace que las personas estén sentadas durante horas frente a la computadora. Este sedentarismo junto con el cambio del patrón de alimentación ha traído como consecuencia las enfermedades crónicas, como son la obesidad, la diabetes, la enfermedades cardiovasculares, el cáncer, el insomnio, entre otras, que no sólo se ven en los adultos, sino que también se están observando en los adolescentes.

Pero el asunto se complica, y toda moneda tiene dos caras. Hoy en día, y esto desde hace pocos años, tenemos una presión social para estar delgados y tener el cuerpo perfecto. La publicidad nos engaña. Existen las dietas de moda, dietas de revista, que prometen que vas a tener el cuerpo perfecto en sólo 4 semanas. Esto ha traído como consecuencia un incremento en los trastornos de conducta alimentaria (Anorexia, bulimia), sobretodo en los adolescentes

Existe también literatura sobre que tipo de alimentación debes tener, las cuales siempre culpan a un tipo de alimento. Unos dicen que los carbohidratos son malos, otros dicen que las grasas son la consecuencia de todas éstas enfermedades, finalmente otros dicen que los lácteos son deletéreos para la salud. Y también se encuentra en el mercado pastillas y suplementos que prometen vas adelgazar sin pasar hambre, que vas a perder peso rápido y seguro.

Todo esto lo que ha traído como consecuencia es una gran confusión sobre la alimentación. Para nuestras tatarabuelas la comida no era un problema, hoy en día las personas no saben que comer. Hay muchas dudas respecto a los grupos de alimentos y cuál es bueno o no para la salud.

La pregunta clave es: ¿Qué debemos hacer?

Voy a citar a un periodista estadounidense, Michael Pollan quien dice que debemos comer comida de verdad, en pocas cantidades y en su mayoría plantas (“Eat real Food. Not too much. Mostly plants”

Para mantenernos saludables debemos tener una dieta balanceada, que incluya los 3 macronutrientes principales (proteínas, carbohidratos y grasas), así como los micronutrientes que son vitaminas y minerales.

Para que la alimentación sea sana y equilibrada la dieta debe aportar entre un 45% a 60% de carbohidratos, entre un 20% a 35% de grasas y entre un 10% a 20% de proteínas.

Andrea Castellanos
AUTHOR

Andrea Castellanos

No se puede motivar a la gente. Lo mejor que uno puede hacer es optar por inspirarlos con tus acciones. Yo quiero inspirar a la gente a convertirse en la mejor versión de sí mismo

All stories by: Andrea Castellanos

Leave a Reply

Your email address will not be published.